Confesiones inconfesables

(Pepe Chismo, presidente de 17 Lados en un momento de la presentación. Fotografía de "Abarán en 7 días")


Ciertamente el sábado pasado fue un día intenso. Por la mañana, la Asociación tomó parte del acto organizado por el Ayuntamiento de Abarán para homenajear a la Carta Magna en su trigésimo aniversario, acto en el que participaron diversas asociaciones y colectivos abaraneros. Nuestras "laditas" Inés y Elena (sobrina y tita, respectivamente) leyeron los dos puntos de que consta el artículo 44 de la Constitución, el que hace referencia a la cultura y la investigación científica.


Paralelamente, en la cafetería La Plaza, preparábamos la conexión a internet para poder mostrar la versión digital en el acto de presentación de la revista. A medida que se acercaba la hora, amigos y allegados a la Asociación comenzaron a dejarse ver, con mayor o menor sed (David Soto y Guillermo "La voz dormida"; Candel, Anabel, Pablito y David de BUP, Lorenzo, Sandro, María del Mar, Marín, Juancamóvil y Patrimóvil, Jesús Amorós y Monse, Carmen y Ernesto, Juanjo...) El acto, presentado magistralmente por Pepe Chismo, fue muy breve, pero intenso en emociones. Contó con el patrocinio de Panadería La Lavera, Cafetería La Plaza y Casa Doña Piedad (Alojamiento urbano).


Ni que decir tiene que la "prórroga" se dilató sobremanera. Son innumerableas las anécdotas, pero cabe recordar un momento de la noche a modo de confesión, una conversación, que concluía con la siguiente frase, por parte de Guillermo: "Meha-ce-más-fal-ta-Dios-quea-los-cris-tia-nos" a la sazón, un perfecto endecasílabo, que la ha dado pie a escribir este poema:


Si por lógica para destruir

hace falta algo, lo que se destruya

es cuestión que la blanca mente intuya

hacia dónde, negando, quiere ir.


Y tratándose de Dios, su opuesto

sólo puede ser el gran ateísmo.

No aprendí de Tierno su agnosticismo:

esa indiferencia, que el triste puesto


de Dios en el mundo no quite el sueño

a los hombres, ya de por sí hermanos.

Mas como ateo me siento pequeño


y así, quiero negarlo con mis manos

pero, en este traicionero empeño,

me hace más falta Dios que a los cristianos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Guillermo padece la fe del ateo como diría el viejo Gustavo Bueno.

achotú dijo...

ieeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Anónimo dijo...

ende ca sílabo casi la debo en...

Unamuno dijo...

Esta revista que tengo es las manos es para darle un Cervantes...

Publicar un comentario

Gracias por comentar este contenido, ¡pero ten piedad de nosotros! A.C. 17 Lados